El cáncer de mama y el “ser mujer”


(Propuesta: cambiemos el mes del cáncer de mama, por el mes de la mujer de frente al cáncer de mama). Hagamos la diferencia.

Sabemos que el cáncer en general, se debe a múltiples causas, razón por la que hoy por hoy sigue siendo una enfermedad para lo cual aún no se encuentra una cura específica. Sin embargo, así como hay quienes mueren de esta enfermedad, muchas otras sobreviven y se curan.

Partiendo de esta observación, es importante considerar no solo a los tratamientos, sino también el que hacer de la mujer antes de enfermar y durante la enfermedad. Ya que esto es lo que marca la diferencia en el rumbo que ésta tome.

Así que en este pequeño artículo atenderemos el ser mujer, el vivirse como mujer y su relación con el cáncer de mama.

Las glándulas mamarias son órganos sexuales porque estas nos identifican como mujeres tanto en nuestras funciones biológicas como en nuestra apariencia física. Para continuar, es necesario diferenciar lo que es “preferencia sexual” de “identidad sexual”, la primera se refiere al gusto o atracción que sentimos ya sea por el sexo opuesto o por el mismo sexo ó ambos; en cambio “la identidad sexual” tiene que ver con la manera en que me identifico como mujer, es decir que tan cómoda me siento con el rol que me tocó vivir como mujer.

Por ejemplo, lo más común de no sentirse identificada como mujer, incluso vivirse con una total rechazo al haber sido mujer pudiera ser una chica que le toca crecer en un medio totalmente machista en donde la mujer no es valorada, es humillada y no tomada en cuenta ni siquiera para que merezca estudiar.

En algunos casos, no en todos, cuando la mujer siente una gran necesidad por salir adelante en todos los aspectos y se encuentra con tales obstáculos, viene en ella una sensación de total frustración y rechazo por su sexo, llegando a pensar infinidad de veces “¿porqué habré sido mujer?, ¡mejor hubiera sido hombre para poder lograr lo que yo deseo!”. Tal expresión no tiene nada que ver con la preferencia sexual, esto es un ejemplo de lo bien o mal que nos identificamos con nuestro género, es decir ¿que tan valiosas nos sentimos con ser mujeres?

Con esto no quiero decir que toda mujer que no se sienta bien identificada con su género vaya a sufrir cáncer de mama, mas bien esto es una invitación a considerar una de estas relaciones con nosotras mismas en nuestro bien-estar o mal-estar con nuestro papel de mujeres en nuestro pequeño o gran ambiente que nos rodea y la relación con las partes de nuestro cuerpo que nos identifican como tales. Recuerden que no solo somos cuerpo, también somos mente y espíritu funcionando todos en unidad, de tal manera que lo que pasa en uno repercute en el otro, tales como los engranes de un reloj.

Así que, presta mucha atención, en cómo te vives como mujer y acto seguido busca la manera de aprender a valorarte, disfrutarte, gozarte y amarte a través de todas las cualidades que únicamente poseemos las mujeres y que sólo podrás aprender a través de tí. Si te amas totalmente como mujer, cada parte de tu cuerpo se sentirá aceptado, valorado y reconocido por ti.


De tu interes:
Posts recientes:
BUSCAR POR DÍAS:
BUSCAR POR TAGS:
No hay tags aún.
SIGUENOS EN:
  • Facebook Basic Square
  • LinkedIn Social Icon