TAE KWON DO TERAPÉUTICO 

(enfoque logoterapéutico-existencial)

MODALIDAD ÚNICA EN EL MUNDO

Aprendizaje en la reconciliación con el cuerpo.

 

Es la práctica del TaeKwonDo adaptado a cualquier condición física, guiado a manera de terapia. Fundamentado en los conocimientos de la logoterapia, filosofía existencial  y antroposofía los cuales van de la mano con  la filosofía del TKD. 

 

Esta modalidad de esta disciplina, nos permite adecuarla y adaptarla a las necesidades de cada persona (enferma o no). El objetivo es conocerse a sí mismo y saber manejar las emociones, esto se logra a través del lenguaje corporal mediante su manera de expresarse en un dojang (sitio de entrenamiento). Invitamos a que se realice una analogía durante el entrenamiento con la vida cotidiana de la persona. El espacio le permite al cuerpo expresarse libremente sin pre-juicios ya que es un sitio en donde podemos gritar, golpear, patear, caernos, brincar, jugar, etc., de manera guiada, protegida pero con el compromiso de ser liberadora y reveladora. Invitando al auto-desafío, trazar metas y buscar la manera de alcanzarlas.

 

Esta modalidad no busca ser un deporte, por el contrario busca ser verdaderamente un "arte" marcial, que fomenta la disciplina,la confianza y el amor (reconciliación) por nuestro cuerpo con lo que sí se tiene (potencialidades). Convirtiendo este TKD terapéutico en un recurso VALIOSO para la búsqueda de sentido.

 

Este Taekwondo es una disciplina adaptada y adecuada a las circunstancias físicas de cada persona, de tal manera que vemos "las limitaciones como el inicio de nuevos comienzos", a partir de resaltar y ejercitar las potencialidades con las que cuenta el cuerpo en ese momento, es decir, buscamos lo que sí se tiene para poder potencializarlo y no lo que no se tiene. Por esto es un Taekwondo para todos.

 

La importancia de poder encontrar un sentido a la vida aún en la enfermedad o cualquier situación dolorosa por la que se esté pasando, radica en gran medida de la aceptación y el volver a confiar en el cuerpo ya que por medio de éste y su desenvolvimiento en el dojang (lugar donde se alcanza la iluminación), la persona en compañía de su sabony (profesor) pueden hacer una analogía de su desenvolvimiento en la vida. Así se obtiene un reconocimiento y auto-aprendizaje significativo de su postura en el mundo y la actitud habitual con el que responde a las diferentes circunstancias que le ofrece la vida y así poder clarificar los cambios que se necesitan hacer. Situaciones que vamos recreando en cada una de las dinámicas del TKD terapéutico.  

 

Para poder realizar esta adaptación del Taekwondo nos hemos valido de la amplia experiencia del maestro en TKD y entrenador físico aunado con el cuidado médico y la guía logoterapéutica-existencial que se basa en una profunda observación fenomenológica del lenguaje corporal del alumno.