¿Cómo darle un sentido a mi vida?


En muchas ocasiones podemos estar muy claros de no encontrarle un sentido a nuestras vidas y antes de darnos por vencidos es el momento más indicado para comenzar a construirlo.

En cambio, en otras ocasiones podemos estar muy confundidos y no saber lo que nos pasa. Podemos manifestar tal pérdida por el sentido de muchas maneras ignorando que ese sea el problema. Un síntoma muy notable es el aburrimiento crónico y la apatía, en otras podemos manifestar síntomas físicos tales como: disminución en la vitalidad ó incluso malestares físicos continuos sin causa médica aparente. En casos más extremos podemos encontrarnos con adicción, violencia, depresión o ideas de quitarse la vida, mismas que pueden llegar al suicidio.

¿Cómo construir sentidos de vida?

Es muy importante, voltearnos a ver sin comparaciones, acordándonos de aquéllas cosas que nos gustaba hacer de niños o incluso antes de que iniciara nuestra sentido de pérdida. Recordar nuestros sueños y anhelos y tratar de retomar aquello justo en la medida en que se pueda. Unas preguntas interesante que nos podríamos hacer es: que cosas que antes te llenaban has dejado de hacer y porqué?, que personas o cosas significativas para ti sientes que has perdido para siempre?, hay alguna situación que te tenga frustrado o conflictuado y que sientas que no tiene solución?, sientes que esta vida no tiene ningún sentido para ti?.

El sentido de vida es tan único como únicos somos nosotros mismos, si hemos tratado de imitar o copiar otras vidas por no entrar en conflicto o por sentirnos aceptados, lo más probable es que en algún momento nos enfrentemos ante la pérdida de nuestro sentido de vida. El irnos descubriendo y retomar actividades significativas que van con nuestra unicidad es un buen comienzo. El sentido no se encuentra en algún sitio, mas bien se va construyendo dia a dia con nuestras LIBRES decisiones de lo que elegimos hacer y dando una respuesta significativa a cada situación que nos va presentando la vida. Te sugiero que tomes papel y lápiz y plasmes en él tus respuestas y posteriormente hagas una lista de actividades que haces durante 1 mes, luego haz una gráfica de pastel en donde pongas el porcentaje de tiempo que le dedicas a cada actividad y checa que rebanada de pastel está ocupando el mayor de tu tiempo y cual es la que tiene el menor de tu tiempo. Una segunda parte es enlistar aquellas actividades que te das cuenta que quieres iniciar o retomar y reorganiza tus tiempos de tal manera que hagas espacios y reduzcas tiempos sobre-atendidos para que puedas agregar las actividades que creas que son muy significativas para ti.

Poco a poco podrás ir encaminándote en tu propio camino hacia el sentido. El resultado estará por descubrirse, esa es la tarea.

#Vida

0 vistas