Biblioterapia

Su origen reside en la Antiguedad, ya en Egipto el faraón Ramsés II, mandó grabar en el frontispicio de su biblioteca la frase “Remedios para el alma”. Sus bibliotecas se localizaban en templos denominados “Casas de vida”, considerados centros de conocimiento y espiritualidad. También griegos y romanos consideraban la lectura como una forma de tratamiento médico y en la Edad Media se leían textos sagrados durante las operaciones. Pero fue un teólogo alemán Georg Heinrich, quién difundió esta práctica a través de su obra Biblioteca de enfermos en la que se estudia la fuerza curativa de la literatura.

 

Caldin define la biblioterapia como la lectura dirigida y discusión en grupo que favorece la interacción entre las personas, llevándolas a expresar sus sentimientos, miedos, angustias y ansiedades. Lo que se pretende es que el hombre intercambie experiencias y valores. Se entiende como una catarsis en el sentido de una liberación o transformación interior suscitada por una experiencia vital profunda.

 

Referencia: Laura Martínez http://www.biblogtecarios.es/lauramartinez/la-biblioterapia-un-instrumento-social/